seguidores de Google+

Publicidad Inteligente.Te comprarias uno?


Cada año 20 millones de animales son capturados con trampas y 40 millones son criados en granjas para un lujo innecesario, según las asociaciones que luchan por los derechos de los animales. Por su parte, las empresas peleteras abogan por la utilidad de estas prendas por la necesidad de resguardarse del frío.
Desde hace algún tiempo está de moda salvar especies en peligro de extinción, así como la lucha contra la crueldad hacia los animales. Y la causa no es, en absoluto, vaga y exenta de contenido, ya que, desgraciadamente, son muchas las especies que han desaparecido bajo la mano del hombre. Las causas de la muerte masiva de ciertas especies de animales son sobradamente conocidas: la matanza de focas y ballenas, la caza irresponsable e indiscriminada, el comercio de pieles y animales, la destrucción de nidos, la perturbación de las zonas de apareamiento y un largo etc. La comercialización de animales y de sus pieles merece un capítulo aparte, pues es uno de los temas que más publicidad arrastra y que más polémicas ha desatado. Detrás de la fabricación de un abrigo de piel se esconden cifras escandalosas para unos y necesarias para otros. "Cada año 20 millones de animales son capturados con trampas y 40 millones son criados en granjas para un lujo innecesario", según asegura ADDA, una asociación dedicada a la defensa y protección de los animales. Además, "para hacer un sólo abrigo de un animal en concreto, se sacrifican unos 60 visones, 20 zorros, 8 lobos, 20 nutrias, 200 chinchillas, 20 linces, 8 perros, 30 gatos, además de muchos otros que caen en las trampas y no se utilizan, como ovejas, aves, gatos, perros...", según datos publicados por la Asociación de Defensa del Animal.Por ejemplo, en el caso del astrakán (ovejas de Afganistán) los abrigos se fabrican con la piel de las crías de sólo dos días. Para fabricar un abrigo de astrakán se necesitan 35 ejemplares, con lo que en un año la industria peletera sacrifica más de 30 millones de corderos, según datos de las asociaciones que defienden los animales. Volviendo a las granjas, las asociaciones ecologistas explican que el estrés del cautiverio les vuelve locos y suelen autolesionarse y comerse a sus propias crías. ...entre otros espantosos ejemplos.......no compres abrigos de piel.

No hay comentarios: